La Gran Mentira de los Cascos de Fibra Vs Cascos de Policarbonato

la-gran-mentira-de-los-cascos-de-fibra-vs-cascos-de-policarbonato

Siempre se ha creído que los buenos cascos siempre están hechos de fibras o de multifibras. Por otro lado, también se cree desde hace mucho que los cascos de policarbonato no son tan buena elección, especialmente en lo referente a la seguridad.

Déjanos decirte que es una creencia errónea, y acerca de este tema vamos a hablar en este artículo.

¿Qué hay que saber respecto a ambos tipos de cascos?

Antes que nada, es necesario ser conscientes de que un casco es mucho más que la calota exterior. Hay otros elementos que hacen que la calidad del casco sea mejor o peor. Hablamos por ejemplo, de la visera, del cierre, del sistema antivaho o de cualquier otro elemento que pueda tener.

Por ese motivo, es importante considerar que el casco perfecto para nosotros no depende de si está hecho de fibra o no. Otra cosa que hay que saber es que existen distintas calidades: si bien existe la fibra que se trabaja bien y que es de buena calidad, también hay una fibra que es de peor calidad. Cuando hablamos del policarbonato, ocurre exactamente lo mismo.

Cascos de fibra vs cascos de policarbonato

Dicho esto, tanto uno como otro tiene sus características. Hablamos, por supuesto, de dos cascos de buena calidad: un buen policarbonato y una buena fibra, por ejemplo, tricompuesto y lexan respectivamente.

Ventajas e inconvenientes

Una de las principales ventajas del policarbonato es el coste de producción bajo en tiradas grandes. La razón es que se lleva a cabo un proceso automatizado de inyección de plástico. Sin embargo, un inconveniente es que pesan un poco más que los cascos acabados de fibra.

Por su parte, la fibra es más ligera que el policarbonato, y que el coste de fabricación es un poco más alto porque el proceso de fabricación unitario se realiza a mano.

¿Por qué se cree que el casco de fibra es mejor que el de “plástico” (policarbonato)?

Esos fabricantes que han tenido siempre en sus catálogos cascos de fibra y de policarbonato, siempre han proporcionado el mejor acabado a los de fibra. O sea, que a la calota que tiene ya de por sí un coste mayor de producción, se le colocan los mejores elementos: la mejor visera, el mejor interior… Sin embargo, a las calotas de menor coste de producción, que son las de policarbonato, se le montan acabados más modestos para conseguir un primer precio de mercado.

Esto es precisamente lo que ha hecho que los moteros crean que los cascos más caros son los de fibra, mientras que los de policarbonato son más baratos y de menos calidad.

Pero todo cambia con el tiempo, y hay ejemplos que nos hacen ver que las cosas no son realmente así, como por ejemplo, la marca Caberg. Casi la totalidad de sus cascos son de policarbonato y usan materiales de gran calidad para sus acabados. Esto hace que los cascos resultantes sean de una enorme calidad con un precio más que razonable, muy por debajo de otros cascos de menos calidad en cascos de fibra.

Cascos de policarbonato, ¿son seguros?

La respuesta es un rotundo sí. O al menos, eso es lo que indica el test británico SHARP. Es más, hay cascos de policarbonato que mejoran considerablemente los resultados del test de los cascos de fibra, lo que nos dice claramente que el material con el que se hace la calota exterior no determina su seguridad.

Te dejamos un par de ejemplos. En él se testa el casco Caberg Duke II, hecho en policarbonato, con 5 estrellas de seguridad, menos de dos kilos de peso. Otro ejemplo lo encontramos en el BMW System 6 Evo, hecho de fibras, con 3 estrellas de seguridad y 1,59 kg de peso. A modo de orientación, te diremos que el Caberg que hemos mencionado lo puedes encontrar desde 185 euros, y el BMW, desde 450 euros.

Te mostramos algunos modelos que puedes conseguir en nuestra tienda.

¿Cuál pesa más?

Si estás buscando un casco de competición para uso racing, valoraremos al máximo la ligereza del mismo. En este caso, la mejor opción es la fibra, un casco de tricompuesto. Será necesario pagar un poco más, pero… Sin embargo, si queremos un casco cómodo para un uso turismo o sport-turismo, buscaremos un casco con una serie de funciones, y van a hacer que pese más. Eso hará que realmente no importe si el casco es o no de fibra.

Todo esto nos hace plantearnos si tiene sentido pagar más por un casco que no ofrece más seguridad frente a impactos, que no tiene mejores acabados interiores y que pesa lo mismo que otro por el que hay que pagar menos.

Como siempre decimos, hay muchos factores que influyen en la decisión de compra. Todo dependerá de lo que necesites.

Si tienes alguna duda, ya sabes dónde estamos para resolverlas todas. ¡Ven a vernos hoy mismo!

 

 

Si te gustó compártelo...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email